Rusia acoge el plan de paz de China y se declara abierta al diálogo

Mientras Moscú exige el reconocimiento de los territorios anexados en Ucrania, Kiev plantea que se regrese a los límites impuestos tras la caída de la Unión Soviética.

Rusia declaró este viernes (24.02.2023) que valora el plan chino para resolver el conflicto en Ucrania y se mostró abierta a alcanzar los objetivos de lo que denomina su «operación militar especial» por medios políticos y diplomáticos.

«Apreciamos el sincero deseo de nuestros amigos chinos de contribuir a resolver el conflicto en Ucrania por medios pacíficos», declaró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, María Zakharova, añadiendo, no obstante, que esto significaría también reconocer las «nuevas realidades territoriales» en Ucrania.

Según Zakharova, Rusia «mantiene su apego a los principios de la Carta de la ONU, de las normas del derecho internacional, incluyendo el humanitario, de la indivisibilidad de la seguridad, en base a la cual no se debe fortalecer la seguridad de un país en detrimento de la seguridad de otro».

Zakharova señaló que Rusia «está dispuesta a buscar la solución de los objetivos de la operación militar especial por vías político-diplomáticas». «Esto supone el fin de los suministros a Ucrania de armamento occidental y mercenarios, el fin de todas las acciones bélicas, el retorno de Ucrania al estatus de no alineado, el reconocimiento de las nuevas realidades territoriales» creadas tras los referendos de anexión organizados por Rusia en cuatro regiones ucranianas, dijo.

Además, exigió «la desmilitarización y desnazificación de Ucrania, y la eliminación de todas las amenazas que parten de su territorio».

La representante de la diplomacia rusa aseveró que los derechos de la población rusohablante de Ucrania deben ser respetados, incluyendo el derecho a hablar en su lengua, y demandó eliminar todas las sanciones en contra de Rusia y todas las demandas judiciales internacionales. «Estamos convencidos que el avance por esta vía conducirá a una paz total, justa y estable», concluyó.

China pidió este viernes un alto el fuego general en Ucrania como parte de un plan de 12 puntos para hacer frente a la guerra. Kiev ha rechazado la propuesta a menos que implique la retirada de las tropas rusas, respetando las fronteras de 1991, cuando se disolvió la Unión Soviética.

Al respecto, el presidente Zelenski juzgó necesario «trabajar con China» para resolver el conflicto con Rusia, después de que Pekín presentara un propuesta para el fin de la guerra. En ese documento, «me parece que hay respeto a nuestra integridad territorial, temas sobre seguridad. Debemos trabajar con China en ese punto», dijo Zelenski en una rueda de prensa

mn (Reuters, efe, afp)