El tiempo - Tutiempo.net

El ex senador nacional por Santa Cruz, Alfredo “Freddy” Martínez, se refirió al encuentro del radicalismo disidente que quiere revisarse y poner en duda su apoyo al macrismo para 2019.

Este fin de semana, el radicalismo “disidente” se reunió en el hotel Savoy de Capital Federal para poner en marcha su estrategia electoral de cara a la Convención Nacional del partido, que a esta altura pone en duda el apoyo a la posible reelección de Mauricio Macri.

El cierre de esa reunión dejó en claro que el radicalismo no está arrepentido de haber participado de la alianza Cambiemos, pero sí que es momento de analizar si acaso no se apartaron de las bases de su partido cuando el poder central llevó a la práctica su política de ajuste que hoy impacta con una pobreza superior al 33%.

En ese contexto, Ricardo Alfonsín, Federico Storani y Juan Manuel Casella encabezan ahora un replanteo que busca, según dijeron, “una agenda progresista” para 2019.

En el caso de Santa Cruz, quien adhiere a esta rama del radicalismo no tan alineado es Pablo Fadul, presidente del Comité local, quien ayer en redes sociales y a través “del espacio pensamiento alfonsinista”, solicitó al Poder Ejecutivo Nacional “un bono a jubilados nacionales, los cuales en su gran mayoría están por debajo de la línea de pobreza”, porque “ellos también son argentinos”.

Consultado por La Opinión Austral respecto a esta autocrítica de una porción del radicalismo, el senador Alfredo Martínez dijo que le resulta “mucho más saludable plantearles a los amigos del PRO que tienen que cambiar la política económica, aunque tengo mis dudas de que esto pueda llegar a suceder”.

El histórico radical precisó luego que no sólo se trata de una crítica a la política económica del macrismo, sino también a los serios cuestionamientos que persisten por la falta de participación de la UCR en la toma de decisiones.

“Creo que es la suma de los dos temas. Hay gente que está enojadísima porque no ha tenido participación ni tampoco los lugares que pretendía, pero hay mucha gente, no tanto de la dirigencia, que está muy enojada con lo que están haciendo nuestras conducciones”, sostuvo Martínez, para quien el radicalismo alineado al PRO “se ha alejado de los principios básicos que tiene el partido”, porque “podés discutir matices, pero no podes discutir barbaridades como algunas cosas que está haciendo este gobierno”, afirmó.

En el caso de Santa Cruz, está claro que la discusión comenzó a darse y por eso para el ex senador en territorio local “sucede que hubo una gran concentración en las conducciones”, aunque de todas maneras “creo que se está empezando a dar (el debate) con esa mezcla de quienes que se han desviado de algunos principios y otros que no están en los lugares que quisieran estar”.

Asimismo, Martínez le bajó el tono al presunto distanciamiento entre el senador Eduardo Costa y el Gobierno Nacional. “Me hubiera gustado que lo planteara en el recinto”, dijo, respecto a un posicionamiento que el parlamentario dice tener a raíz de que el poder central se negara a incluir obras trascendentales para Santa Cruz en el Presupuesto 2019.

“Me hubiera gustado mucho más que lo dijera ahí, sobre todo cuando el senador Costa fue un portavoz del Gobierno Nacional en cuanto a las obras. Ahora estamos viendo que por lo menos le han prometido cosas que no han cumplido o hubo un exceso de optimismo en las definiciones” y por eso, “independientemente de si después se levantaba de su banca o no, me hubiera gustado escucharlo en el recinto”, insistió.

Para finalizar, Martínez confirmó que está retirado de la participación orgánica del partido radical, aunque “tengo charlás con gente que se acerca y veo chicos de la juventud que están entusiasmados en tratar de buscar otro camino para acercarse a la gente”, celebró.